Proyecto de construcción del puente sobre el Río Nervión en el PK 4 901 de la línea Bilbao-Donostia
Cliente:
Presupuesto:
Dirección de obra:
Periodo de ejecución:
Estado:
Localización:
ETS-URA
4.600.000  €
Itziar Amaia Fernández Hernández / ETS
julio 2010 - marzo 2012
Finalizada
Etxebarri (Vizcaya)

Descripción

El primer paso es la construcción del puente en su posición inicial, teniendo en cuenta que tenemos el puente actual con sus pilas muy próximo a él.
Las exigencias del trazado de la vía provisional y el muro existente, obliga a demoler el paso de peatones actual para construir el nuevo puente.
Con estas condiciones se ha planteado construir el puente mediante cimbra completa apoyada en unas pilas provisionales sobre el lecho del cauce, sin construir inicialmente el arco.

En estas condiciones resultan luces del orden de 16 metros, situando entre los estribos cuatro pilas provisionales. Cada pila está formada por dos pilares independientes, uno debajo de cada viga. Las pilas más próximas a los estribos se quedan en las orillas del río, con una cimentación directa fácil, porque la roca está casi en superficie al nivel del agua.

Las otras dos pilas quedan en línea con las del puente actual. La más próxima a la margen izquierda se apoya sobre la prolongación que se ha hecho aguas abajo de la cimentación. Ambos pilares caen sobre esta zapata, que tiene capacidad de resistir la carga que le transmite el puente. En la pila más próxima a la margen derecha, uno de los pilares se encuentra sobre la zapata de la pila actual, que permite construir el pilar sobre ella sin alterar el río. Únicamente el segundo pilar de esta pila queda en medio del río, pero es fácil acceder a él y hacer la cimentación al abrigo de la pila del puente actual.

Una vez que el tablero está hormigonado, se mantiene apoyado sobre las pilas provisionales para construir el arco sobre él mediante una cimbra.
Terminado el arco y tesadas las péndolas, se retirarán los apoyos provisionales y se monta la vía provisional para desviar el ferrocarril sobre el nuevo puente, de forma que el puente actual quedará libre de tráfico.
Esta situación permite demoler el puente actual mediante cizallas y martillos hidráulicos.

Terminada la demolición del puente actual se procede a construir los estribos del nuevo puente. Éstos tendrán que quedar en prolongación, al menos su superficie superior, de los estribos del puente en su posición inicial.
La operación siguiente consiste en ripar el puente desde la posición inicial a la final. Esta operación se puede hacer empujando con gatos desde los estribos provisionales, y apoyando el puente sobre patines deslizantes o skidshoes.
Una vez terminado el ripado se sustituyen las vías provisionales por las definitivas y se da tráfico definitivo por el nuevo puente.

Con el puente en su posición definitiva se procede a demoler los estribos y pilas provisionales, y a rematar los definitivos, terminando así la construcción del puente.
Aviso legal | Contacto | Copyright 2012 BALZOLA